Bodegas Manzanos invierte en sostenibilidad con 400 paneles solares

por | Sep 5, 2022

Manzanos Wines

Bodegas Manzanos invierte en sostenibilidad con 400 paneles solares.

Pese a ser un sector eminentemente sostenible, no son pocos los viticultores y bodegas que se han puesto las pilas en materia de sostenibilidad con diferentes iniciativas sociales, económicas y medioambientales. Bodegas Manzanos sigue comprometida con su estrategia sostenible y suma otra iniciativa más: haber instalado 400 paneles solares para garantizar el cubrir un gran porcentaje de su consumo.

Bodegas Manzanos cumple un hito más en su carrera sostenible aunque su diseño y arquitectura ya fueron merecedoras del premio “Best of”en prácticas sostenibles, otorgado por la Great Wine Capitals Global Network en 2008. Y es que la bodega está construida aprovechando el desnivel del terreno de una colina, con lo que parte de la bodega se encuentra bajo tierra y eso permite mantener sin energía las condiciones idóneas para la crianza del vino, tanto la temperatura constante de 11 grados centígrados como la oscuridad y humedad. Además, utiliza la gravedad para la elaboración. Es un diseño creado por el enólogo y cuarta generación de la familia, Víctor Fernández de Manzanos que perseguía no solo ser eficiente y rentable sino también sostenible.

Bodegas Manzanos invierte en sostenibilidad con 400 paneles solares

por | Sep 5, 2022

Pese a ser un sector eminentemente sostenible, no son pocos los viticultores y bodegas que se han puesto las pilas en materia de sostenibilidad con diferentes iniciativas sociales, económicas y medioambientales. Bodegas Manzanos sigue comprometida con su estrategia sostenible y suma otra iniciativa más: haber instalado 400 paneles solares para garantizar el cubrir un gran porcentaje de su consumo.

Bodegas Manzanos cumple un hito más en su carrera sostenible aunque su diseño y arquitectura ya fueron merecedoras del premio “Best of”en prácticas sostenibles, otorgado por la Great Wine Capitals Global Network en 2008. Y es que la bodega está construida aprovechando el desnivel del terreno de una colina, con lo que parte de la bodega se encuentra bajo tierra y eso permite mantener sin energía las condiciones idóneas para la crianza del vino, tanto la temperatura constante de 11 grados centígrados como la oscuridad y humedad. Además, utiliza la gravedad para la elaboración. Es un diseño creado por el enólogo y cuarta generación de la familia, Víctor Fernández de Manzanos que perseguía no solo ser eficiente y rentable sino también sostenible.